Interacción con la familia

La relación con el entorno familiar ha de ser en todo momento: positiva, de colaboración, de intercambio constante de información, de confianza y valoración positiva mutua, de compensación de disponibilidad y flexibilidad.

Podríamos dividir los contactos en:

  • Diarios, para el intercambio necesario de la información del niño.
  • Periódicos:
    • Entrevista inicial
    • Grupal de inicio de curso en la que se exponen las características más importantes de cada grupo de edad, así como los objetos y algunos temas organizativos.
    • Individual trimestral de evaluación
    • Festivos, con la celebración de fiestas, cumpleaños, salidas…